La morenaza MILF esta no paraba de decir que no sabía nadar, pero que le apetecía mucho un baño en la piscina, y al final aunque le cubría bastante, la piba se quitó la ropa y se metió en bolas en el agua… Al parecer con ese enorme par de melones que llevaba, flotaba. A su amigo le hizo mucha gracia ver sus tetas grandes sobresaliendo del agua como dos enormes boyas, así que se metió en el agua también, cachondo perdido, y se restregó contra ella para ayudarla a mantener el pie. Claro que con tanto acercarse la polla se le puso dura, y gracias al agua entró con facilidad en su coño, que el sexo bajo el agua es una pasada cuando puedes metérsela a una piba que flota por sí sola…